viernes, 11 de octubre de 2013

EL BÁSQUET DE LA NBA UN PLATO PROHIBIDO


La casi nula mención del basquetbol de la NBA en la televisión cubana fue sorpresivamente rota cuando recientemente los cubanos milagrosamente pudieron disfrutar de un encuentro entre los equipos profesionales Lakers vs Clippers.

Este suceso dejó boquiabierta y sorprendida a la teleaudiencia nacional del espacio deportivo al Duro y sin Guante, programa que conduce el afamado conductor oficialista Rodolfo García, a través del canal televisivo tele rebelde, y que dedica su mayor atención al béisbol que es el deporte nacional en la isla.

Lo cierto es que a partir de ese día, se han generado muchos comentarios en la calle entre los apasionados de este seccional deporte. Unos piensan que pudiera ser el comienzo de una nueva mentalidad de las autoridades cubanas, y los más escépticos creen que fue una equivocación de alguien en la televisión.

Para los cubanos, abrumadoramente amante del buen deporte ha sido un duro golpe verse privados del disfrute de disciplinas deportivas rentadas. No es un secreto que desde la llegada al poder de los hermanos Castro se extinguieron para siempre: el boxeo profesional, el béisbol de grandes ligas, y el mejor Básquetbol del Mundo. Deportes muy gustados en la mayor de las Antillas.

El caso del básquet profesional merece un punto y aparte, puesto que la censura de los medios de difusión cubanos ha sido excesivamente rigurosa. Solo a rato la televisión cubana ha trasmitido algún que otro juego de básquet de calidad, y esto solo en las olimpiadas. Dejando muy oculto la actuación de los drean team norteamericano que pasean la distancia con espectacularidad y enorme calidad en los eventos estivales. Y ni que decir de la liga de basquetbol de la NBA, el clásico donde confluyen los mejores basquetbolistas del mundo. Un plato prohibido en la isla.

Luego entonces, fue lógica la sorpresa de muchos al ver en la pantalla de sus televisores el excelente partido disputado por Lakers vs Clippers. Una competición trasmitida en vivo -en su momento- por el canal deportivo norteamericano ESPN, y puesto de forma diferida por la TV cubana. Un hecho sin precedente donde los aficionados cubanos pudieron ver en acción a muchas estrellas que estuvieron en los pasados juegos Olímpicos de Londres 2012.

Figuras de la estatura y calidad  del sensacional basquetbolista español Paúl Gasol y los integrantes del espectacular quinteto estadounidense que conquistaron la medalla de oro olímpica Coby Brayan, Rayn Howar y Cris Paúl, impresionaron gratamente a la agraciada teleaudiencia de ese día.
   
Luego de esto. La interrogante quedo en las calles ¿con que frecuencia se trasmitirán en la televisión estos partidos, teniendo en cuenta que la Liga Superior de Básquet,  eufemístico nombre que se conoce el campeonato nacional de este deporte en Cuba, pasa por unos de sus peores momentos?

Sergio Girat Estrada, presidente de la Peña Independiente más concurrida de la capital cubana opina que “la censura en los deportes en Cuba ha sido por mucho tiempo un gran error del gobierno cubano. “La gente ama el deporte de calidad, y a pesar de la censura y manipulación de los que dirigen el deporte en Cuba, agradecemos de manera especial cualquier puesta en televisión del deporte rentado. De hecho, al ser casi nula estas trasmisiones en TV cubana, los fanáticos continuamos nuestro intercambio a través de videos clandestinos.

Hoy el básquet cubano, atraviesa su peor momento, atrás ha quedado la calidad que exhibían -solo por mencionar algunos- los hijos del hasta hoy Comisionado Nacional Ruperto Herrera, los estelares Andrés Gibert, Richar Matienzo y Lázaro Borrell, jugadores que huyeron de la selección nacional buscando oportunidades económicas, y que por su tremenda destreza y calidad integraron equipos de la NBA.

Ojala las autoridades de este país se dignen en permitir la difusión de manera constante del buen basquetbol. Tal vez sea la clave para incentivar la práctica de este afamado deporte, sumido en una terrible crisis en la Isla.
Excelente articulo de Leon Padron Ascuy


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada