jueves, 15 de octubre de 2015

¿Pelota rentada en Cuba?... suenan los cañonazos

Por Tony Val 10/12/2015
Pienso que entre los problemas que más preocupan a cualquier sociedad hay tres que son fundamentales, el derecho a la propiedad, el derecho a un trabajo digno y una seguridad social igual de digna de cara a la vejez. Que yo sepa, y rectifiqueme si me equivoco, ninguno de las tres están garantizadas en Cuba como dios manda.
Ahora que la Isla está cambiando, claro que está cambiando. Aun cuando los derechos fundamentales de los ciudadanos sigan igual de reprimidos; y se sigan reportando decenas de detenciones en todo el territorio nacional por el simple hecho de ejercer su derecho a la libertad de expresión.
Respondame una pregunta... ¿cree usted que porque hayan cambios con el vecino del norte va a mejorar en algo la actual situación del pueblo Cubano?. Eso es un razonamiento cuando menos infantil e ingenuo.
Extrapolando esto al béisbol, he escuchado que se vuelve a abogar por la implantación de en liga rentada en Cuba. Bueno todo el mundo sabe que existen países con sistemas políticos de izquierda que no están reñidos necesariamente con métodos capitalistas. Son países donde existen clubes deportivos, con atletas rentados, con dueños propios y que cuentan con un sistema mercantil organizado y legal para sus inversores y para sus consumidores.
En Cuba para invertir dinero y echar andar esa economía tiene que crearse primero un tejido económico empresarial y legal que no lo hay, en donde el pueblo tenga garantizado todo el flujo de su plata de una forma estable y segura. Si la situación está como está, es precisamente por la existencia de un sistema con un centralismo inerte, ineficaz e improductivo, y lo que es peor, corrupto hasta la médula.
Para lograr esto hay que descentralizar la economía primero que todo, dejar que el pueblo evolucione para que cree riquezas, y con ella se genere los impuestos que a la larga son los que mejoraran sustancialmente el nivel del vida de la población. Eso lo enseñan en tercero de primaria señores...
Por eso es que pienso que la pelota en Cuba no tiene remedio, así de simple lo digo. Creo que no existe método ni sistema alguno, al menos bajo el status en que se vive ahora, donde se produzca el milagroso cambio para bien. Aplique usted el sistema que quiera y verá como la gente se seguirá escapando, porque el pelotero está más pendiente hoy del dinero que va a ganar que de la gloria y el cariño que va a recibir.
Efectivamente, coincido con que la única forma para que la pelota mejore es hacerla profesional y abierta. Sobre todo eso, abierta. No se me ocurre otra cosa. Imagino que el torneo élite cubano tendrá que regresar al pasado y retomar un campeonato profesional con un máximo de 6 conjuntos, que no estén ligados -de ninguna forma- con la Federación Nacional cubana, excepto cuando haya algún compromiso serio internacional que así lo requiera.
Pero para que esto sea posible, el Cubano debe contar con algo primordial que se llama LIBERTAD. Un sistema donde se garanticen todos los derechos fundamentales y donde pueda también desplegar su talento, no solo en el terreno en el caso de los atletas, si no fuera de él también. Me refiero al talento empresarial por ejemplo. Lo digo porque el pueblo está demostrando que con medio siglo de atraso, de limitaciones y de prohibiciones, puede ser un buen negociante a pesar de todo.
Pero no, el régimen Cubano solo se centra en el fortalecimiento de su arcaico sistema político, y en el aumento del poder en manos de una sola familia. Todo eso va en detrimento de la libertad y el bienestar de la nación. ¿Es o no es cierto?. No obstante el camino hacia el cambio definitivo ha echado a andar, y eso no lo podrá detener nadie. Es que ya se nota. ¿Que será un camino largo todavía?, pues claro que sí, pero hay que arrancar ya, si no ¿cuando?.
Y sí, efectivamente, Cuba tienen ahora todo a su favor para dar ese giro de 360 grados que tanto necesita, pero si no hay voluntad de cambio -como parece- nada se podrá hacer. Dígale sí al fin del embargo, dígale sí a la llegada de las nuevas empresas, a los vuelos y a los Turistas, pero sin libertad mi hermano, nada de esto será posible. Bueno sí, para el bolsillo de unos cuantos.
Mire, la mente del Cubano ya no se puede manipular tan fácil como se hacía antes. Todo esa teoría del amor por la camisa y el cariño del pueblo estará muy bien siempre y cuando tenga su problema, y el de su entorno, resuelto. Lo demás es pura palabrería populista y manipuladora de aquel que no pudo, o del que si pudo pero no quiso atreverse.
¿Desarrollo sostenible?, si claro. Así le llaman a la capacidad de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos de las generaciones futuras, pero tenga usted claro una cosa, que como vamos en Cuba no habrá pan ni circo para hoy ni mucho menos para mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada