jueves, 5 de febrero de 2015

Chapman se vio en San Juan viendo jugar a Cuba

Antes de volver a tirar fuego como cerrador de los Rojos de Cincinnati, el cubano Aroldis Chapman dio una vuelta por el Estadio Hiram Bithorn para ver jugar a la representación cubana en la Serie del Caribe 2015.
Al cerrador zurdo se le vio en las gradas del estadio el miércoles, presenciando el partido entre los Vegueros de Pinar del Río y los Cangrejeros de Santurce.
"Estaba cerca y quería ver al equipo de Cuba, que hace años que no lo veía", le explicó Chapman a LasMayores.com.
Chapman, quien desertó de Cuba en el 2009 y firmó un contrato de seis años y US$30.25 millones con los Rojos en enero del 2010, lanzó con Holguín en la Serie Nacional, además de la selección nacional cubana.
"Bastante contento, ya que fue el equipo con el que yo jugué y eso me trae muchos recuerdos, buenos recuerdos de cuando estaba en la selección", reflexionó Chapman mientras disfrutaba la acción del partido como fanático en el Hiram Bithorn. "Estoy viendo a varios compañeros que jugamos juntos".
En sus primeras cinco temporadas en Grandes Ligas, Chapman ha maravillado al mundo del béisbol con su potente recta, pitcheo medido en 105.1 millas por hora en septiembre del 2010-la mayor velocidad grabada en la historia en un radar en un partido de las Mayores.
Desde ese 2010 como novato, Chapman ha salvado 113 juegos por Cincinnati, con efectividad de 2.32 y 430 ponches en 252.2 entradas. La temporada pasada tuvo 36 rescates, promedio de carreras limpias de 2.00 y una impresionante proporción de 17.7 ponches por cada nueve innings.
Ahora el taponero se prepara para los entrenamientos de los Rojos en Goodyear, Arizona, en aproximadamente dos semanas y media.
"Preparándome fuerte y entrenando bastante bien", dijo Chapman sobre sus actividades de béisbol en estos días. "Ya loco por iniciar en los Estados Unidos".









Antes de volver a tirar fuego como cerrador de los Rojos de Cincinnati, el cubano Aroldis Chapman dio una vuelta por el Estadio Hiram Bithorn para ver jugar a la representación cubana en la Serie del Caribe 2015.
Al cerrador zurdo se le vio en las gradas del estadio el miércoles, presenciando el partido entre los Vegueros de Pinar del Río y los Cangrejeros de Santurce.
"Estaba cerca y quería ver al equipo de Cuba, que hace años que no lo veía", le explicó Chapman a LasMayores.com.
Chapman, quien desertó de Cuba en el 2009 y firmó un contrato de seis años y US$30.25 millones con los Rojos en enero del 2010, lanzó con Holguín en la Serie Nacional, además de la selección nacional cubana.
"Bastante contento, ya que fue el equipo con el que yo jugué y eso me trae muchos recuerdos, buenos recuerdos de cuando estaba en la selección", reflexionó Chapman mientras disfrutaba la acción del partido como fanático en el Hiram Bithorn. "Estoy viendo a varios compañeros que jugamos juntos".
En sus primeras cinco temporadas en Grandes Ligas, Chapman ha maravillado al mundo del béisbol con su potente recta, pitcheo medido en 105.1 millas por hora en septiembre del 2010-la mayor velocidad grabada en la historia en un radar en un partido de las Mayores.
Desde ese 2010 como novato, Chapman ha salvado 113 juegos por Cincinnati, con efectividad de 2.32 y 430 ponches en 252.2 entradas. La temporada pasada tuvo 36 rescates, promedio de carreras limpias de 2.00 y una impresionante proporción de 17.7 ponches por cada nueve innings.
Ahora el taponero se prepara para los entrenamientos de los Rojos en Goodyear, Arizona, en aproximadamente dos semanas y media.
"Preparándome fuerte y entrenando bastante bien", dijo Chapman sobre sus actividades de béisbol en estos días. "Ya loco por iniciar en los Estados Unidos".
deportivasmlb@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada