lunes, 21 de abril de 2014

VÍCTOR MESA EL MANAGER DE LA DISCORDIA

 A diferencia del estrellato como pelotero que un día tuvo  Víctor Mesa,  su desempeño actual como dirigente del beisbol cubano está dejando mucho que desear, a la vista de todos los que siguen este deporte en la isla.
Una gran numero de fanáticos de toda la Isla, ya le han colgado el sobrenombre del: “Osama Bin Laden de la beisbol cubano” y para ellos poco importa que el gran equipo matancero que Víctor dirige, se haya incluido en el pináculo del beisbol nacional durante los últimos tres años.
Dicen que su  prepotencia  y su enorme irrespeto hacia los peloteros, periodistas y árbitros, le ha reservado el odio de la inmensa mayoría del país, nunca antes visto hacia un manager.

¿Qué harán las autoridades deportivas de la isla con Víctor Mesa si pierde la discusión del título nacional frente Pinar del Rio, toda vez que desde hace algún tiempo le entregaron la dirección del equipo nacional por los próximos cuatro años? ¿Seguirá resguardándose con el  babalao que según muchos se sienta a su lado en el banco del equipo Matanza y le indica las brujerías que debe hacer?
Un vistazo al libro, “Vilma, una vida extraordinaria” publicado por la editorial Capitán San Luis en el 2013, nos revela la excelente relaciones del  pelotero con la desaparecida Vilma Espín, presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas durante largos años y esposa de Raúl Castro.

“Ella estaba muy contenta con los resultados míos”, dice  Víctor Mesa en el libro, “porque a pesar de haber sido yo un niño con problemas, -estuvo en una escuela reformadora de menores por darle un batazo en la cabeza a un compañero- me estaba realizando como persona y atleta. Ya cuando  estoy en la serie nacional, los encuentros con Vilma eran más frecuentes y los compañeros me decían: oye parece que Vilma te quiere mucho porque siempre está  preguntando por ti cada vez que viene a Villa Clara”.
“Un día en un campeonato mundial aquí en la Habana Raúl Castro me saludó y me dijo ¿Cómo está el pelotero de Vilma?”

No es casualidad que la nueva dirección del país le otorgue a Mesa tantas prerrogativas. En el mencionado libro también se exhibe una foto de Vilma y Raúl, dedicada al polémico pelotero, con fecha 2 de diciembre del 2006, día del ejército rebelde: “a nuestro amigo Víctor Mesa, gran pelotero, y mejor patriota un recuerdo de Vilma y mío”, y firmada por el general Castro.

Para nada importa que Víctor Mesa  maltrate a la vista de todo el mundo a sus  peloteros.  Ni  que las estadísticas de cómo juegan en las finales los directores, sea la peor. “Nunca pudo conseguir un título con Villa Clara y humillo y maltrato a muchos peloteros buenos de esa provincia de la que es hijo ilustre”, dijo el bloguero Sergio Girat quien dirige la peña MLB en la barriada del Vedado.  

Lo cierto es que tampoco pasa nada si pierde la serie final que disputa con el experimentado equipo  Pinar del Rio. Ya el pasado año por sus terribles desafueros, la mayoría de la afición caribeña quería la victoria de Villa Clara en la final contra Matanzas. Este año son muchos más los que desean que gane el equipo vueltabajero de  Pinar del Río.

Excelente artículo del bloguero León Padrón Ascuy miembro del club MLB. com




   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada