jueves, 31 de julio de 2014

Remodelan el mayor estadio de Béisbol de Cuba



La Habana 30 de julio del 2014

Las autoridades cubanas realizan la remodelación del casi septuagenario estadio Latinoamericano, con vistas a la LIV Serie Nacional de Béisbol.

“Se está trabajando duro para contar con el bullpen bien cerca de los dugouts”, dijo a Jit el director de la instalación, Eduardo Delgado.

La instalación, inaugurada el 26 de octubre de 1946, contó con zona de calentamiento para lanzadores en el jardín central tras su remodelación en 1978 para el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Posteriormente -cerrada esa franja- los serpentineros se acondicionaron por los laterales de los bosques derecho e izquierdo, una práctica no recomendada por el riesgo de ser golpeados.

Por estos días, brigadas de constructores cubren un ajustado programa para entregar en septiembre los objetos de obras pactados, incluidos esos espacios.

«La restauración o remozamiento del estadio empezó en el 2009, con la instalación de las luces y la pizarra. Después se hicieron los club house, el gimnasio y par de baños públicos», dice el licenciado en Cultura Física para ilustrar el proceso destinado al coloso.

El ex subdirector provincial de Deportes en la capital, anuncia que el Latino contará con otros dos servicios sanitarios destinados a la afición, mejor drenaje en la zona del jardín derecho y más protección para el gimnasio, especialmente de la humedad.

«Como todo es paso a paso, próximamente tendremos igualmente remozado el hotelito y más adelante se trabajará en el que está en el jardín izquierdo. Por razones financieras no todo lo podemos hacer como quisiéramos, o sea para ya», expone.

El terreno también tendrá mejoras para la venidera temporada y las butacas rescatadas de lo que serán los bullpen irán a ocupar espacios en zonas de preferencia.

El techado centra la atención

«Obviamente, para colocar el nuevo techo, antes hay que quitar el viejo, y eso y otros trabajos que se hacen en las vigas llevan tiempo y esfuerzo. El INDER ya adquirió una estructura portable para cambiar el que hoy tenemos por uno plástico, pero no es coser y cantar», abunda.

Trabajar en altura conlleva riesgo, por lo que estudian alternativas para apurar el cronograma con garantía para los ejecutores.

«Lo que ves ahí es muestra del interés por solucionar lo que representa para nosotros el principal objeto de obra ahora, pero no podemos correr. Buscamos variantes para hacerlo más rápido, pero lleva su proceso», dice apuntando al “andamio”, como le llamamos los cubanos.

Por supuesto, el color azul que identifica al equipo de Industriales primará en la pintura, concebida como parte de un proyecto por etapas que ha de concluir en el 2016.

«Puedo garantizar que va a quedar bonito para la próxima Serie. Con ligeros cambios en su imagen, a partir de las áreas de calentamiento de los lanzadores y mejoras en los pasillos interiores para los asistentes, entre otras cuestiones», concluyó.
deportivasmlb@gmail.com
 (4 fotos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada