jueves, 27 de febrero de 2014

En reiteradas ocasiones desde el Blog Deportivas sin Cencura hemos señalado la excesiva politización del beisbol cubano. No cabe duda que esto ha sido la raíz de la actual enfermedad de este deporte. En este artículo se refleja la descabellada mezcla de estadísticas con la gestión de espionaje que llevo a cabo René González uno de los cinco espía. Sergio Girat Estrada

EXHIBEN ESPÍA EN PORTADA DE LA GUÍA OFICIAL DEL BEISBOL 2013 


Indudablemente el Beisbol es parte de la historia de Cuba. Más allá de los grandes acontecimientos, curiosidades y pasión que este deporte despierta en la isla, siempre las abundantes estadísticas vislumbran el desempeño  de los jugadores y equipos.

Desde la década de los 90s el instituto cubano del libro viene realizando el lanzamiento de la Guía oficial actualizada de la serie nacional de beisbol. Pero algunos seguidores de nuestro pasatiempo nacional aseguran que disponer hoy de este libro no es tan fácil. “Las tiradas de estos ejemplares se realizan ocasionalmente a cuenta gota, y no están disponibles siempre en las escasas librerías que hay en el país, además su precio de 20 pesos es muy alto”, afirmó un seguidor empedernido de los industriales.  

Sin embargo otros se las arreglan, como es el caso de Alfredo Saldo para conseguirlas dondequiera que estén. Este apasionado villareño y fanático de los equipos del centro, que desde hace más de 30 años vive en el Vedado, se vanagloria de tener un su poder una colección de Guías beisboleras, obtenidas, a base de colas, y con suerte en las exiguas oportunidades de venta, o pagándolas a sobreprecio.
Hace unos días, con la apertura de la feria internacional del libro, enseguida se dio un saltico hasta la cabaña -sede del evento- para comprar la Guía del 2013. Su sorpresa no se hizo esperar, cuando vio en la foto de la portada de la guía, al equipo Villa Clara, campeón de la pasada serie nacional, junto a la figura de René González Sehwerert (Chicago, 1956), uno de los cinco espías, agente de la DGI, quien fuera sentenciado a 15 años de prisión, en EEUU y liberado a los 12.

Al respecto Alfredo dijo…“Para mí no tiene ningún sentido ver en primera plana vestido con una camiseta del color que representa a los centro de la Isla (naranja) a este hombre, quien además de no ser villareño, posiblemente jamás haya jugado pelota en su vida. Pensé que en medio de la crisis que vive el beisbol y necesitado de urgentes transformaciones, dejarían de politizarlo, pero veo que eso no va ser posible por ahora”.

Lo cierto es que, más allá de la propaganda impositiva sin sentido. La gente por toda la isla aflora un fuerte clamor de cambios para la pelota cubana sumida en su peor crisis.
Muchos se han preguntado qué objetivo se persigue con la ridícula inclusión de René González en la portada de una guía de beisbol. Las guías no son para propagandas políticas, son referentes obligados para buscar las estadísticas de sus peloteros de preferencia, ellas pueden ofrecerle cualquier dato de la labor de por vida, tanto ofensiva como defensiva de todos los atletas participantes en las series nacionales y selectivas, la actuación de todos los lanzadores, los récords de pitcheo y bateo individuales y por equipos; más todas las marcas especiales que se han inscrito durante el inviolable periodo de la pelota “revolucionaria”.
En tal sentido, algunos fanáticos sarcásticos, opinan que se debería incluir también la actuación de los beisbolistas cubanos en cualquier parte del mundo.

 La mediocre participación de un equipo cubano en la serie del Caribe, removió de gran manera la nostalgia por la preponderancia perdida en este deporte, ahora la afición desea que el beisbol tenga otra cara y pueda volver a los planos de antes.

Para Alfredo, su perenne proclama por la necesidad de evoluciones para el beisbol cubano sin intromisiones del estado, sigue siendo una quimera. Por el momento ya ha pensado en cambiar la foto de la contraportada de su guía 2013, para la portada. Y lamenta que la editorial científica- técnica, y la colaboración del centro de investigaciones del deporte CINID, autores del libro, hayan tenido tamaño desatino.

León Padrón Azcuy, la Habana martes 18 de febrero de 2014 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada