lunes, 6 de junio de 2016

Miembro del Salón de la Fama cubano anuncia su posible renuncia

Como ya hemos dejado saber en estas mismas páginas, el Salón de la Fama del beisbol cubano ha tomado el rumbo que previmos, en especial tras caer en las manos injerencistas del INDER y la Comisión Nacional de beisbol. Hoy le traemos una carta de uno de los miembros del comité de votantes, donde entre otras cosas anuncia su posible renuncia y revela que fue uno de los pocos que votó por Antonio Pacheco.
Ismael Sené, quien es amigo mío en lo personal y por el que siento un gran respeto, es el miembro del comité en cuestión.
Sené es un investigador y gran conocedor de beisbol, que ha estado vinculado al mismo por décadas, a la vez que en la actualidad trabaja en el programa televisivo Beisbol por Siempre y la revista cubana Jonronazo.
La carta de Sené (contamos con toda su autorización para hacerla pública), además de mencionar su posible salida incondicional y el voto por Pacheco, hace referencia a varios de los muchos errores que también ensombrecen al Salón de la Fama de Cooperstown y agrega su opinión personal sobre quienes deberían ser los próximos exaltados al Salón cubano.
En respuesta a la misiva de Sené le contesté que no alzo mi voz contra Cooperstown pues allá nadie me escucha, pero si lo hago contra quienes mal dirigen la pelota cubana, ya que en Cuba si me leen y lo menos que puedo hacer es desenmascarar todos esos lastres que cada vez hunden más a nuestra mayor pasión.
No dilatamos más la presentación y les dejamos con la carta:
Estimado Daniel:
En primer lugar te diré que yo fui uno de los que voto por Pacheco y en la reunión del 8 de Diciembre fui de los pocos que alzo su voz para defenderlo y soy de los posibles renunciantes.
Además en el programa Bola Viva he planteado con dureza la situación del Salón de la Fama, así como lo hice en la presentación del primer tomo de la Enciclopedia del beisbol cubano, en presencia de los principales dirigentes de la Comisión Nacional y de la Federación Cubana de beisbol, así como de la UNEAC y más de 200 personas. Por lo tanto no tengo nada de que reprocharme.
Pero quiero sugerirte que analices la situación del Salón de la Fama de Cooperstown bajo los mismos prismas que has analizado la situación de nosotros en el nuestro. Vamos a comenzar por la política y las ideologías han influido en las selecciones y en otros aspectos del mismo. Nosotros hemos confrontado la situación de Pacheco pero Cooperstown no ha estado exento de problemas políticos, te cito tres casos,
Primero: elección entre el dirigente sindical Marvin Miller, de militancia política de izquierda, el hombre que hizo millonarios a los peloteros eliminando la cláusula de reserva y por el otro lado Bowie Kuhn, representante de los dueños y fue el que llevo la voz cantante en la oposición a la eliminación de la cláusula de reserva. La presión ejercida sobre el comité de veteranos trajo como consecuencia que ellos que se lo debían todo a Miller, eligieron a Kuhn traicionándose a sí mismos.
Segundo: Película los Toros de Durham, hace varios lustros los críticos de cine consideraron esta película como una de las tres mejores películas de beisbol de todos los tiempos, los comentaristas deportivos coincidiendo con ese criterio acordaron que la película debía estar en el Hall de la Fama. Entonces el que dirigía Cooperstown en aquella época, individuo muy conservador se negó a admitir la película argumentando que un filme interpretado por artistas de militancia izquierdista como Susan Sarandon, Tim Robins y Kevin Costner no podía estar en el Salón de la Fama. Tim Robins le escribió una carta diciéndole que no sabía que el Hall de la Fama era republicano.
Tercero: Carlos Delgado, este jugador tiene números para pertenecer al hall de la Fama pero es partidario de la independencia de Puerto Rico, puedes revisar la cantidad de votos que ha sacado y te darás cuenta que jamás saldrá.
Pasando a otro tema. ¿No crees que Tiant, Miñoso y Oliva deberían estar en Salón de la Fama de Cooperstown?, hay jugadores que fueron exaltados por un juego de beisbol, por una buena temporada, por una poesía que los hizo famosos, por haber jugado New York y te sito unos cuantos de estos nombres ninguno de los cuales se acerca a los resultados de estos tres cubanos, entre otros Rabbit Maraville, Mazerowsky, Evers, Chance, Tinker, Bobby Wallace, Jack Chesbro, Phill Rizutto, Pee Wee Reese y otros muchos que puedes encontrar analizando a los miembros del Salón y sus estadísticas. Un ejemplo claro es el caso de Miñoso este era la máxima estrella de lo White Sox en los 50, sin embargo Nellie Fox y Aparicio, que fueron sus compañeros, fueron exaltados y Miñoso no.
Además hay elementos racistas como Cap Anson, el juez Landis y otros que impidieron que los peloteros negros jugaran en las grandes ligas, tipos como Charles Comiskey que explotaba al máximo a sus peloteros, algunos como Connie Mack que cuando reunía un equipo ganador vendía a todas sus estrellas en el mes de agosto regalando así varios campeonatos que podía haber ganado, mafiosos como Alex Pompez miembro de la familia de Lucky Luciano.
Willy y Tany, en Cooperstown no hay ningún jugador que no haya jugado en los Estados Unidos porque todos los jugadores de ligas negras jugaron allí. Tany nunca jugo en Cuba, Campaneris si lo hizo como amateur, creo y está mi opinión personal, no compartida por otros miembros del tribunal que antes que Tany tienen que entrar Roberto Ortiz, Santos Amaro, Héctor Rodríguez, Oscar Charleston, Rocky Nelson y otros jugadores que hicieron su carrera aquí y que fueron ídolos de los aficionados cubanos que no conocieron a Tany Pérez.
Un abrazo y escribe cuando quieras.
Ismael Sené.
PD: Agradecería que esta carta la publiques en Swing Completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada