jueves, 11 de junio de 2015
















EL DIVORCIO DE LOS BEISBOLISTA CON EL RÉGIMEN

Sergio Girat Estrada, La Habana, martes 9 de junio de 2015

Las autoridades de este país continúan excluyendo de su análisis las verdaderas razones del problema del beisbol cubano en estos tiempos. Todos sabemos que la actual crisis viene dada por la aplicación de erróneas políticas con los peloteros, y la solución de la pelota ya pasa primero por los billetes y no por las nuevas estructuras del INDER.

De ninguna manera se resolverá la crisis con la implementación de las nuevas políticas de control trazadas por el INDER, que se vienen anunciando desde el pasado año a través de la Dirección Nacional de Beisbol (DNB). La actual coyuntura de la pelota cubana hacia el desastre, es un proceso que viene en camino desde hace años

Ahí está para corroborarlo las deserciones de los últimos tiempos, que ya sobrepasa el centenar de beisbolistas, entre ellos, más de 20 jugadores que estaban estimados talentos o estaban incluidos en las nóminas de la Preselección Nacional.

Llama la atención que en medio de tantos contratos jugosos para los peloteros cubanos que han llegado a las Grandes Ligas, el director de DNB Heriberto Suárez Pereda, se refiriera a la frustración que se siente debido a que esos atletas surgieron de un “sistema deportivo de Alto Rendimiento, formados en el modelo cubano de deporte socialista”.  

¿Cómo es posible que este señor no entienda que ya el problema no se resuelve con la formación de valores de nuestros atletas?. Todos esos peloteros jóvenes, tan talentosos, tomaron decisiones muy lúcidas al emigrar de su país, confiados en su talento deportivo. Y la inmensa mayoría de los aficionados se ponen contentos, deseándoles que les paguen muchos millones y que brillen todos en las Grandes Ligas.

Para ellos los buenos contratos de Pito Abreu, Puig, Yasmany Tomas, Rudney Castillo, y otros tantos constituyen una esperanza. Todo sabemos que las contrataciones de atletas en otras ligas, que anunciaron las autoridades cubanas fueron mentiras.  Sólo se beneficiaron Despaigne, Cepeda, y Héctor Mendosa, que juegan en la liga de Japón, y Alexei Bell, Yordan Manduley, Ismel Jiménez y Yunieski, el mayor de los Gurriell, que juegan en una liga independiente de Canadá y para de contar.
Ya nadie quiere para los peloteros de hoy, las vicisitudes que les fueron impuestas a grandes peloteros como, Lázaro Valle, Javier Méndez, Luis Giraldo Casanova, Rogelio García, Pedro José Rodríguez, Antonio Muñoz, Juan Castro, Alejo Orrely y tantos otros, que jugaron para la dictadura, que les otorgaba medallitas, diplomas, y alguna que otra prebenda.  

Cada persona es dueña de su vida, y es responsabilidad de cada cual la decisión de vivir bien o mal. Pero solamente a la familia y a algún buen amigo le importan los problemas que tendrás.
A estas alturas, las nuevas generaciones de beisbolista no se le puede engañar con conceptos tan abstractos que conllevan a caminos equivocados. A la mierda con la Patria, el comandante en jefe, o el pueblo, lo que necesitan es dinero por su talento porque al final pierden cuando deja de ser una estrella.

deportivasmlb@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada