martes, 5 de noviembre de 2013

Steinbrenner hizo ofertas a Castro

Por Jorge Morejón
ESPNDeportes.com
MIAMI -- George Steinbrenner, el poderoso propietario de los Yankees, intentó negociar personalmente con Fidel Castro la contratación de peloteros cubanos para el equipo de Nueva York.
Así lo reveló Frank Valés, quien fuera el traductor personal de Castro durante la visita que Steinbrenner hizo a la isla en 1977, en una entrevista con la periodista cubanoamericana María Elvira Salazar, del canal CNN Latino de Miami.
Entonces se había producido un clima de distensión entre Washington y La Habana, durante la presidencia del demócrata Jimmy Carter (1976-1980) y en medio de ese ambiente más relajado se manejó la posibilidad de un tope entre algún equipo de Grandes Ligas y la selección nacional cubana.
Aunque el comisionado Bowie Kent Kuhn se negaba a exponer a cualquier franquicia a la posibilidad de una derrota, el siempre irreverente y desafiante Steinbrenner aprovechó el momento para conocer de primera mano a los peloteros cubanos que tanto respeto infundían en la arena internacional.
Según Valés, Steinbrenner llegó a La Habana acompañado por Whitey Ford, quien fuera la gran estrella del pitcheo de los Yankees en las décadas de los 50 y 60.
Cuenta el traductor que Castro mandó a organizar de manera relámpago un encuentro de exhibición con los mejores peloteros del patio, divididos en dos equipos, Orientales y Occidentales.
Fue un juego a puertas cerradas, con Castro, Steinbrenner y Ford como espectadores detrás de la malla del home.
A la altura del quinto episodio, según Valés, Steinbrenner le señaló a Castro a varios peloteros, entre ellos el primera base Antonio Muñoz, el antesalista Pedro José Rodríguez, el catcher Pedro Medina, el segunda base Rey Vicente Anglada y el paracorto Pedro Jova, por los que ofreció una suma global de alrededor 20 millones de dólares.
"Y me los llevo en mi propio avión", cuentan que le dijo el Jefe al Comandante en Jefe.
Castro se sonrió, se colocó su eterno puro entre los dientes y no respondió, aunque por un gesto dejó entrever la posibilidad de pensar en la oferta.
Sin embargo, la respuesta que tanto esperaba Steinbrenner nunca llegó.
Lo irónico del caso es que Pedro José Rodríguez, quizás el slugger más puro y natural nacido en Cuba en los últimos 50 años y por quien el dueño de los Yankees ofreció cinco millones, vio truncada su carrera al ser separado del béisbol por la tenencia entonces ilegal de 85 dólares en su bolsillo.
deportivasmlb@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada