lunes, 24 de octubre de 2016

































Este pasado viernes La Peña MLB del parque John Lennon en el Vedado dio un tremendo homenaje póstumo al lanzador cubano José Fernández.
Para los que estuvimos allí ese día, no hay traidores, ni mercenarios, ni vende patria entre nuestros peloteros. Sencillamente ellos son cubanos dignos, que nos representan en el mejor beisbol del mundo y merecen todo nuestro respeto.

Les presento este trabajo de mi colega Leon Padron Azcuy quien cubrió este suceso ese día.
Sergio Girat Estrada.   

A pesar del silencio de la prensa oficialista, la Peña MLB del Vedado rinde homenaje al pelotero José Fernández.

 La Habana, lunes 3 de octubre del 2016

Quien quiera ocultar y esconder la carrera de un deportista, se convierte en un desinformador. Pero ocultar la trágica muerte de José Fernández, quien siempre atesoró su nacionalidad insular y su amor por Cuba, es inhumano.  

Sin lugar a dudas la comunidad del béisbol, especialmente la latina y todos los que aman este deporte han vivido días de conmoción y tristeza. Y es que, fatalmente José Fernández, nacido el 31 de julio de 1992 en Santa Clara, Cuba, en el mejor momento de su carrera deportiva, abandona este mundo el 25 de septiembre del 2016 luego de un accidente marítimo.

José Fernández tenía el mejor promedio de efectividad entre todos los lanzadores cubanos que tuvieron al menos veinticinco salidas en grandes Ligas, y por eso, su proyección se encaminaba posiblemente a ser el primer pitcher de su país en el salón de la fama de Cooperstown.
“Ni en Cuba ni en Grandes ligas yo había visto un lanzador con tanto talento y potencial como José” declaro al Nuevo Herald, el ex lanzador pinareño de Grandes Ligas Danys Báez, quien era uno de sus mejores amigos, y agregó: “era un director de orquesta que sabía sacar las mejores notas de su equipo. Algo único. No habrá otro como el”

Para muchos, aun Hollywood no ha podido escribir un guion como la historia de José Fernández que de pronto, la promesa de lo que se esperaba de él, quedó rota a los 24 años.
Este genuino villaclareño en el 2007, con solo 15 años de edad pudo escapar de Cuba en búsqueda de libertad, luego de tres intentos fallidos lanzándose al mar en una balsa.  En la odisea, pasó noches y madrugadas a la deriva en el mar sin agua ni alimentos, y para que su historia fuera más dramática, en medio de la oscuridad alguien cayó de la rustica embarcación al agua y José se tiró sin pensarlo para salvarle la vida: ¡era su madre!.

Al llegar al país del norte, por sus grandes dotes como lanzador seria contratado por el equipo de los Marlins de la Florida. En su primer año (2013), alcanza 12 victorias y la distinción de novato del año. Luego en el 2015 sufriría una lesión sometiéndose a la complicada operación Tommy John en el brazo de lanzar, pero en  este 2016, reaparece con su acostumbrada calidad y ya había cosechado la friolera de 16 victorias y 253 ponches, convirtiéndose en la piedra angular de la franquicia de Los Marlins donde confluye la cultura latina y anglosajona.

Lastimosamente para la mayoría de los amantes del beisbol en la isla, José Fernández era un desconocido. Todos sabemos de buena tinta que el régimen castrista mantuvo la pelota profesional prohibida en Cuba durante más de 50 años, y solo, desde hace algún tiempo la televisión exhibe un juego semanal de la MLB, diferido y entre equipos bien escogidos donde jamás hay actuación de los cubanos que juegan ese beisbol, y para colmo, conducido por narradores que no saben nada de esa pelota, y que lejos de informar, lo que hacen es desinformar a la afición cubana.

Sin embargo a pesar del cínico silencio de los medios informativos del oficialismo, ante la trágica noticia de la muerte del afamado Grandes Ligas cubano, uno de los rincones capitalinos, y destino para informar a todo el que se acerca a ellos, sobre lo que sucede en la mejor pelota del mundo y en especial, las actuaciones de los cubanos y otros latinos, homenajearon a José Fernández en la glorieta del Parque John Lennon en el Vedado.

Aquí en el Parque John Lennon, el pasado viernes el grupo de seguidores del Beisbol de la MLB, encabezado por su presidente Sergio Girat Estrada, no ocultaban su dolor por la pérdida del lanzador cubano. La ocasión fue propicia para homenajear  póstumamente a la superestrella cubana, debatir y distribuir entre los presentes, fotos, estadísticas, y varios artículos sobre su corta, pero fructífera carrera deportiva.

Lo más sugerente del candente debate acaecio ese día en esta Peña del Parque John Lennon, era el enojo por el silencio de la prensa cubana ante la terrible noticia de la pérdida de uno de los grandes deportista de esta patria. “Quien quiera ocultar y esconder la carrera de un deportista, un pelotero, una superestrella mundial, se convierte en un desinformador. Pero ocultar la trágica muerte de José Fernández, quien jamás negó sus raíces y su amor por Cuba, es inhumano de gente mezquina y sin corazón. 
deportivasmlb@gmail.com 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada