miércoles, 1 de marzo de 2017

Yoan Moncada ha arrancado con buen pie en la pretemporada de White Sox

La imagen puede contener: 1 persona, béisbol

Las comparaciones entre el dominicano Robinson Canó, de Seattle, y el cubano Yoan Moncada, de los White Sox, lucen fáciles de hacer.
Ambos cuentan con un físico similar, son grandes atletas y son intermedistas con poder al bate. Incluso Canó tuvo influencia directa en el nombre del pequeño hijo de Moncada y especialista en bat-flips, Robinson.
Por supuesto, Canó tiene 278 jonrones de por vida y ha ganado dos Guantes de Oro a lo largo de 12 temporadas en Grandes Ligas, mientras que Moncada, de apenas 21 años de edad, ha visto acción en solamente ocho juegos en la Gran Carpa. Por lo tanto, que sería bastante prematuro empezar a comparar sus logros.
"Claro, esas cosas te motivan", confesó Moncada. "Cuando te comparan con esa clase de jugadores, uno de los mejores, deseas sacar lo mejor de ti y demostrar lo que eres capaz de hacer.
"Sabes, es una comparación difícil. Sólo deseas que sea Yoan Moncada", manifestó el coach de la banca de los White Sox, Joe McEwing, quien también entrena a los infielders del equipo. "Lo que él sí puede controlar es ser él mismo y no tratar de saltar al terreno y hacer más de la cuenta. Se trata de un muchacho bien especial".
Moncada jugó en su primer partido por los White Sox el lunes en el Sloan Park, donde enfrentó a los campeones defensores Cachorros en un juego que terminó empatado 4-4. El cubano se hizo sentir inmediatamente, tras lanzarse hacia el centro del cuadro interior para robarle un imparable a Anthony Rizzo y después iniciar un espectacular doble-play para sacar de problemas al lanzador Lucas Giolito.
McEwing destacó los grandes instintos de Moncada, el segundo mejor prospecto de todo el béisbol, según MLBPipeline.com, un jugador capaz de hacer jugadas que dejan boquiabierto a cualquiera. Probablemente otros jugadores no serían capaces de realizar las mismas maniobras en el terreno.
"Es un muchacho bien talentoso", reconoció McEwing. "Su juego de piernas y de manos es tremendo. Se deshace de la bola bastante rápido. Mientras continúe puliendo su juego, se convertirá poco a poco en un gran pelotero".
José Abreu, compañero de Moncada con el equipo de Cienfuegos en la Serie Nacional de Cuba, estuvo junto a Moncada en el terreno de juego el lunes. Abreu también le ha servido de consejero en algunos turnos al bate y en su preparación previa a los juegos y de cara a la temporada regular.
"Me he sentido bien. El ambiente aquí es muy bueno", externó Moncada. "Los muchachos se han portado muy bien conmigo y los estoy conociendo poco a poco. Me siento feliz de estar aquí.
"Mi enfoque es mejorar en cada aspecto de mi juego: la ofensiva, la defensa y mi corrido de bases. Esa es la mentalidad que tenemos aquí ahora mismo y estoy tratando de aprovecharla al máximo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada