jueves, 17 de noviembre de 2016

Fijan para enero juicio que involucra a estrellas cubanas de las Grandes Ligas


NOVIEMBRE 16, 2016
El nuevo año promete entrar caliente en el terreno de los peloteros cubanos luego de que se fijara para el 3 de enero el juicio contra el conocido agente Bart Herrnández y su supuesto asociado, Julio Estrada, ambos muy conocidos en el sur de la Florida.
Tanto Hernández como Estrada han manifestado su inocencia, pero documentos presentados delante de un tribunal federal de una corte del Distrito Sur apuntan a un intenso proceso que involucraría a estelares jugadores de la isla.
De hecho, se confirmó que luminarias del calibre de Yoenis Céspedes y José Abreu se encuentran dentro de la lista de testigos en un juicio por cargos de conspiración para traer inmigrantes de manera ilegal a los Estados Unidos, algunos de ellos peloteros que luego firmaron pactos millonarios de Grandes Ligas.
La fiscalía busca recuperar unos $15 millones relacionados con los cargos contra los individuos. Los jugadores, sin embargo, no están acusados de delito alguno.
Hernández, un prominente agente de jugadores, había sido acusado en febrero de conspirar para permitir la entrada ilegal del jugador Leonys Martín, y luego se le sumó Estrada, a quien se le vincula con otros jugadores importantes.
De acuerdo con los documentos de corte, Hernández y Estrada se combinaron para cometer actos contra la ley de Estados Unidos al pagar a lancheros, falsificar documentos y conspirar para engañar a las autoridades de este país con el fin de ingresar emigrantes ilegales.
Hernánez ya se había declarado inocente en una vista previa, mientras que la defensa de Estrada indicó a fines de abril a The Miami Herald que su cliente "jamás ha incentivado a nadie a entrar ilegalmente a los Estados Unidos''.
Según los fiscales federales, Hernández y Estrada -un ex jugador de Industriales- aconsejaron a los peloteros obtener documentos falsos de residencia, con los cuales luego accedían a permisos de la Oficina del Tesoro que les permitían negociar contratos con los clubes de las Mayores.
El Nuevo Herald tuvo conocimiento de Estrada como entrenador de peloteros representados por Hernández, aunque luego ambos se distanciaron y tomaron caminos separados.
Los documentos legales indican que, una vez firmados los contratos, los peloteros eran conminados a pagar por los "servicios'', que en el caso de la estrella de los Medias Blancas, Abreu, llegó a un monto de $5.8 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada