lunes, 1 de diciembre de 2014

Tony Oliva visita Cuba; periodista oficial lo exalta como “ejemplo del pelotero cubano”


El ex estelar pelotero Tony Oliva, una de las glorias cubanas en Grandes Ligas, fue exaltado como un ídolo del béisbol nacional durante un reciente visita a su natal Consolación del Sur, en Pinar del Río.
Durante una entrevista con el veterano comentarista deportivo Julio Duarte Alonso, de Radio Guamá, Oliva fue presentado como “un ejemplo de la calidad del pelotero cubano” y -según el entrevistador- es una figura que el pueblo de Cuba quiere y admira.
“Tony Oliva le pertenece a la Isla, la pertenece a Pinar del Río, le pertenece a Consolación del Sur, y nos llena de orgullo que esté aquí”, dijo el periodista, que también lo consideró como “uno de los peloteros más extraordinarios que ha visto el beisbol mundial”.
La entrevista salió al aire por Radio Guamá y fue colgada el pasado 20 de noviembre en el sitio de internet TeVeo, un servicio de audio y video que incluye los reportes del Noticiero Nacional de Televisión y la radio cubana.
Entre dos aguas
Aunque Oliva, de 76 años, ha visitado con regularidad a sus familiares en la isla, es la primera vez que su nombre y sus hazañas son resaltados en los medios oficiales.
La visita de Oliva se produjo días después de que las autoridades deportivas cubanas anunciaran la refundación del Salón de la Fama del Béisbol Cubano, congelado desde 1960, e incluyeran entre los nuevos miembros a Orestes Miñoso y Camilo Pascual, quienes abandonaron la isla para poder continuar su carrera en Grandes Ligas.
Oliva no jugó en la pelota profesional cubana, pero salió de Cuba en 1961 y se radicó en Estados Unidos.
Justamente Oliva y sus compatriotas Miñoso y Luis Tiant se encuentran entre los 10 candidatos al Salón de la Fama de Grandes Ligas por selección del Comité de Veteranos, que tomará la decisión los días 7 y 8 de diciembre en San Diego.
En una carrera de 15 años, Oliva bateó para 304 con 220 jonrones, 947 carreras impulsadas, 870 anotadas, 1,917 hits, 329 dobletes, 48 triples y 86 bases robadas. Fue electo al Juego de las Estrellas en sus primeras ocho temporadas en Grandes Ligas, sobrepasando el récord de seis consecutivos en poder de Joe DiMaggio. Fue Novato del Año en 1964 y su tradicional número 6 quedó retirado por los Mellizos de Minnesota en 1991.
TEXTO DE LA ENTREVISTA CON RADIO GUAMÁ
Reproducimos una transcripción de la entrevista con Oliva en Pinar del Río, realizada por Julio Duarte Alonso:
PERIODISTA: Tengo aqui a Tony Oliva, uno de los peloteros más extraordinarios que ha visto el béisbol mundial. Oriundo del municipio Consolación del Sur, Pinar del Río. Incursionó con éxito en las llamadas Grandes Ligas,
TONY OLIVA: Para mí es un gran placer, un orgullo muy grande, poder venir aquí a Cubita, a Pinar del Río y a Consolación del Sur, el corralito donde yo me crié. Donde yo trabajé, y me trae muchos buenos recuerdos. Vine a ver a mi hermano y estar aquí en Cubita, con mi gente, es algo que me hace sentir, me llena de satisfacción y orgullo.
P: Usted siente mucho por los equipos de Pinar del Río y los equipos cubanos. En los últimos años así lo ha demostrado…
TO: Cuba siempre está en mi corazón. No pasa un momento en mi vida en que no tenga mis pensamientos clavados aquí, en mis amigos, en mi familia. Yo vivo en Minneapolis, Minnesota, pero mi señora me dice, “Concho, tú nada más piensas en Cuba”, y eso es verdad, yo nunca he olvidado mi país, he tenido la suerte de nunca olvidar mis raíces, y yo creo que eso me ha ayudado mucho en mi vida. Saber uno de dónde vino, saber uno quiénes son sus amigos y familia, y yo cualquier cosa que pueda hacer para ayudar al equipo es un orgullo, cualquier cosa que esté a mi alcance, y también poder ayudar a los peloteros cubanos, no solo de Pinar del Río, puede ser de cualquier lugar. Cada vez que veo a uno de ellos, es un placer para mí muy grande.
P: ¿Qué piensa sobre los peloteros cubanos, sobre el béisbol cubano?
TO: He tenido la oportunidad de disfrutar muchos Buenos partidos aquí en Cuba y ver muchos Buenos peloteros aquí en Cuba porque mi hermano jugo con el team nacional de Cuba por muchos años, Juan Carlos -y Reinaldo también jugó, pero yo no pude verlo. Sí vi a Juan Carlos aquí en Cuba y fuera de Cuba. Yo pienso que están haciendo un trabajo fenómeno, hay muchos buenos talentos, están haciendo un trabajo increíble. De salir un pelotero de aquí y llegar a Estados Unidos y poner los números que están poniendo esos muchachos, casi sin parar en Triple A y llegar a Grandes Ligas, y triunfar de la manera que están triunfando, me parece que el trabajo que están haciendo es excelente. Los muchachos juegan con amor, tienen mucho coraje, quieren salir adelante. Si tú haces una cosa que no te gusta, puedes salir adelante un día o dos, pero no puedes ser consistente. Y en la pelota tú tienes que ser consistente para triunfar.
P: Usted fue uno de los más reconocidos bateadores, pero algunos comentaban que usted no era muy bueno con el guante. Pero después gano un Guante de Oro.
TO: Yo me siento muy orgulloso por ese Guante de Oro que gané. Yo nunca jugué pelota amateur, yo salí del campo donde jugaba de domingo a domingo sin practicar, y sin saber nada de lo que era la pelota fui para Estados Unidos, nunca había jugado de noche. Tuve muchos problemas, empezando los primeros años míos cometí muchos errores, pero tuve la oportunidad de ver a muchos grandes peloteros de mi época como Roberto Clemente y Willie Mays, Hank Aaron, Harmon Killebrew, gente que lo hacía todo casi perfecto, y yo me comparaba con ellos y me decía: Si ellos pueden hacerlo, yo también lo puedo hacer. Yo corría muy bien, tenia buen brazo, le daba bien a la pelota, así que lo que tenia que hacer era trabajar. Y me sentí muy agradecido por muchos coaches y amigos míos en Grandes Ligas que me ayudaron y que luego de estar dos años en Grandes Ligas me gané el Guante de Oro. Tengo cuatro bates de plata, tres de Grandes Ligas y uno de ligas menores.
P: ¿Cuántas temporadas jugó?
TO: Desde el 1961, dos años en ligas menores y 14 años en Grandes Ligas. Me lesioné en 1971. Fui Champion Bate ese año. No jugué en el 72, solamente unos jueguitos, y jugué cuatro años más de bateador designado. Así que mi carrera se me cortó por unos cuantos años y perdí muchas veces al bate por mis lesiones.
P: ¿Algún mensaje que quiera transmitir al pueblo de Cuba que lo quiere, que lo admira y que siente que en usted tenemos un ejemplo de la calidad del pelotero cubano?
TO: Quiero mandar un mensaje principalmente para los jovencitos que es muy importante que vayan a la escuela, que estudien, que hagan sus tareas, porque para mi la pelota tiene mucho que ver con la manera que tú estudias. Si tu estudias en la escuela y haces tu grado, tu rendimiento en la pelota va a ser mucho mejor.
P: Tony Oliva le pertenece a la Isla, la pertenece a Pinar del Río, le pertenece a Consolación del Sur, y nos llena de orgullo que esté aquí, y que como él mismo dice no le pierde ni pies ni pisada a los equipos pinareños ni a los equipos cubanos porque sus sentimientos y su amor están puestos en esos equipos que nos representan tanto en las series nacionales como en eventos internacionales.
TO: Muchas gracias por darme esta oportunidad, y poder darles las gracias a mis fanáticos, a mis amigos y a mi familia, y todos son mi familia, porque Cuba es mi corazón.
deportivasmlb@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada