lunes, 4 de agosto de 2014

Antonio Pacheco: “Sueño con ser entrenador de Grandes Ligas”


 

El ex estelar pelotero Antonio Pacheco Massó llegó a Estados Unidos con el sueño de convertirse en entrenador de Grandes Ligas.

“Ahora estoy buscando una segunda oportunidad (…) si la vida me ayuda sueño con ser entrenador de las Grandes Ligas”, expresó Pacheco, de 50 años, al periódico digital Centro Tampa, adscrito a la poderosa corporación mediática Tampa Media Group.

En sus primeras declaraciones públicas tras arribar a territorio estadounidense, el legendario segunda base de los equipos Cuba confirmó que ha solitado refugio a las autoridades migratorias bajo la Ley de Ajuste Cubano (CAA), y que se encuentra en trámites para adquirir el permiso de trabajo y la licencia de conducción lo más pronto posible, pues quiere “aportarle a la sociedad”.

La noticia de su presencia en la ciudad de Tampa fue dada a conocer por CaféFuerte el pasado 16 de julio. El hecho causó conmoción dentro de Cuba, donde Pacheco es considerado un ídolo y una figura simbólica del llamado “deporte revolucionario”, y despertó suspicacias políticas en los medios oficiales.

Diatribas oficiales

La prensa cubana ya ha dedicado sendas diastribas contra la decisión del pelotero. En una de ellas, un columnista del diario Trabajadores recuerda que tiene grabada una entrevista del 2009 en la que Pacheco asegura que jamás pensó abandonar el país a pesar de las múltiples ofertas que recibió para jugar en Grandes Ligas, y tiene palabras de agradecimiento hacia Fidel Castro.

El articulista le advirtió que debía ser “consecuente (…) viva donde viva”.

Pacheco no ha respondido directamente a los ataques oficiales, pero aseguró que en Tampa se siente como si estuviera en su propia casa.

“Para decirte con toda sinceridad, en Tampa me siento como si estuviera en casa. He sentido el calor de las personas, la educación y la forma de ser de las personas. Sinceramente me siento feliz”, afirmó Pacheco a la periodista Myriam Silva-Warren en un artículo titulado “El Capitán de capitanes“.

La entrevista transcurrió el pasado 25 de julio tras la celebración de un juego de bienvenida en Tampa, organizado por veteranos peloteros de las series nacionales que escaparon de Cuba años atrás con el fin de jugar en Grandes Ligas. Hasta el momento Pacheco había evitado contactos con periodistas en torno a su decisión de radicarse en Estados Unidos.

El partido de béisbol sirvió para recaudar un dinero que le fue entregado a Pacheco y su esposa. Luego los jugadores participaron en una fiesta de recibimiento en el restaurante La Gran Colombia, que patrocinó la confección de las camisetas lucidas por los participantes, todas con el emblemático número 47 del legendario deportista.

Una decisión familiar

Según su testimonio, se encontraba en Canadá desde hacía año y medio, cumpliendo un contrato de trabajo a través de la firma estatal Cubadeportes. Allí laboraba en una academia de béisbol para niños.

“Pusimos todo en una balanza, fue una decisión familiar y nos preguntamos: ¿Dónde es mejor estar? En Canadá, mucho frio, no era el ambiente de uno que vive en Cuba y acá el clima, las personas y Tampa la vimos como un lugar tranquilo”, confesó.

Aunque la entrevista no aborda supuestos conflictos con la parte cubana, al parecer Pacheco estuvo negociando una extensión de visa y contrato pero la gestión no fructificó.

Pacheco viajó a finales de junio desde Canadá junto a su esposa Noemí, quien trabajaba como enfermera en Canadá.

Confesó que extraña a su familia, a sus amigos y a sus dos hijos, que residen en la isla.

Sin hablar de política

Y rechazó tocar temas políticos: “De política no quiero hablar. No soy político. Lo mío es la pelota y enseñar. Vengo a trabajar acá, a enseñar y a vivir. [...] Trataré de transmitir mi experiencia, mi conocimiento y aprender también porque nunca en la vida lo aprendes todo”.

“Acá me quiero sentir como cualquier persona normal. No es fácil tomar una decisión para entrar o salir del país Es una decisión personal, me entiendes. EEUU me ofrece la oportunidad que le ofrece a todo el mundo, que es un país desarrollado”, agregó el ex pelotero, pilar de los equipos de Santiago de Cuba y capitán de la selección nacional entre 1991 y 2002.

El entrenador Orlando Chinea, quien figuró entre los organizadores del recibimiento a Pacheco, dijo a CaféFuerte que existe una total voluntad de sus antiguos compañeros del béisbol para ayudarle a Pacheco a rehacer su vida en Estados Unidos.

“El fue un jugador excepcional que acumuló también experiencia como entrenador y mánager, y aquí hay mucho trabajo que hacer con los muchachos jóvenes que se incorporan al beisbol”, manifestó Chinea, que dirige una academia de pitcheo en el área de Tampa.

Exclusiva de cafe fuerte.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada